martes, 22 de abril de 2014

TELEMANN, DORÉ Y EL QUIJOTE



Les parecerá a mis chicos de tercero que nunca terminamos el Barroco, que es infinito, porque lo encontramos por todas partes y porque en todas partes encontramos, además, ejemplos y razones para recordarlo. 
En este Día del Libro de 2014 volvemos sobre él, y sobre otro tema infinito: Don Quijote. Y es que en pleno auge de la música barroca, allá por 1716, el alemán Georg Philipp Telemann (1681 - 1767) tuvo la genial idea de componer una suite para pequeña orquesta de cuerda y continuo (música de cámara) inspirada en la  obra cervantina.
La Obertura burlesca de Don Quijote -  que así se titula - consta de una obertura y siete secciones que la suceden, como en una suite. Cada sección lleva un subtítulo que hace referencia a cada uno de los episodios narrativos  en que se inspira. Son estas:

1. Obertura
2. El despertar de Don Quijote
3. El ataque a los Molinos
4. Suspiros amorosos por Dulcinea
5. El manteo de Sancho Panza
6. El galope de Rocinante y el asno de Sancho
7. El descanso de Don Quijote


Os invito a escucharla, es breve y deliciosa



Como  todo el mundo sabe, el quijote también ha inspirado a los pintores. Uno de los ilustradores más famosos de la obra fue el francés Gustave  Doré (1832 - 1883) que en el siglo XIX viajó a España para conocer los lugares cervantinos y poder inspirarse mejor. En este vídeo podemos disfrutar de algunos de sus impresionantes grabados. 
A ver si reconocéis la música.




Pero esto no acaba aquí.
En 1761, a los 81 años, Telemann vuelve sobre El Quijote y  compone una pequeña ópera cómica en un acto sobre un libreto de Daniel Schiebeler  en el que se recrea el episodio de Las bodas de Camacho; la obra  se tituló Don Quijote en las bodas de Camacho. Aquí os lo dejo.

Os deseo a todos un  provechoso y musical Día del Libro

martes, 15 de abril de 2014

REIVINDICANDO LA MÚSICA EN LA EDUCACIÓN


  


(Este coro pertenece al CEIP  Fregacedos de Loranca  en Fuenlabrada. Madrid)* 

Comenzaremos haciendo un somero repaso de la breve historia de la asignatura "Música" desde la memoria de esta "casi vieja" profesora.

La Música como asignatura en España adquirió el rango de materia obligatoria en 1990. En efecto, con la LOGSE pasamos de impartir un par de horas semanales de Historia de la Música en 1º de BUP (en aquellas LOECE y LODE que algunos  recordaréis) al estudio de la Música como disciplina obligatoria en todos los cursos de Secundaria y como optativa en  el Bachillerato. No todo en aquella ley fue tan malo como algunos dicen. La Logse dignificó los estudios artísticos y por ende todo el sistema educativo, mejorando extraordinariamente la educación de los jóvenes en este aspecto.

En poco tiempo los profesores de Instituto empezamos a ver con asombro y alegría cómo   los alumnos  que terminaban la primaria llegaban a secundaria sabiendo leer música y dominando la flauta. Fue impactante. Pizarras pautadas,  atriles, instrumentos... La práctica musical se instaló en las aulas;  en el patio se   escuchaban melodías y se hablaba del compás binario  o  del bemol al mismo nivel que de la mitosis o del complemento directo, ¡hasta organizábamos modestos conciertos y festivales en centros y auditorios municipales!
Hubo después algunos cambios a lo largo de las sucesivas reformas posteriores (os recuerdo que en 2002 vino la LOCE y en 2006 la LOE y creo que en algún momento tuvimos una LOPEG) .

La última legislación vigente  en la Comunidad de Madrid reconocía así el papel de la Música:
La música en toda su dimensión permite una doble función en el desarrollo del alumno, desde el punto de vista del desarrollo personal  y en la formación de los fundamentos técnicos y científicos del enriquecimiento cultural. Es necesaria una sólida formación musical como elemento indispensable en la formación de las personas. (Decreto 22/2007, de 10 de Mayo, BOCM nº 126)

Pero esto se acabó.
Se ve que ya no es necesaria una sólida formación musical como elemento indispensable en la formación de las personas. Nuestros sabios mandamases y políticos, muy doctos ellos,  han comprobado que eso no es importante; lo que realmente importa es "mejorar los resultados educativos [....] mejorar la empleabilidad, y estimular el espíritu emprendedor de los estudiantes". (LOMCE, VI. Pg. 5)

Efectivamente, con la nueva ley llamada LOMCE  la Música deja de ser una asignatura como tal; ha perdido su rango de obligatoria, de troncal e incluso de específica en según qué cursos. Es más, en Primaria no aparece siquiera su nombre (suponemos que se incluye en el término Educación Artística).
En Secundaria sí, podemos encontrarla al final - después de señalar bien señaladas las troncales (Lengua, Matemáticas, Biología, C. Sociales, Fisica y Química e Inglés) y las específicas (Educación Física y Religión) - entre el batiburrillo de materias que pueden ofrecerse....para completar.

Vean:

c) En función de la regulación y de la programación de la oferta educativa que 
establezca cada Administración educativa y, en su caso, de la oferta de los centros 
docentes, un mínimo de una y, máximo de cuatro, de las siguientes materias del 
bloque de asignaturas específicas, que podrán ser diferentes en cada uno de los 
cursos:

1.º Cultura Clásica.
2.º Educación Plástica, Visual y Audiovisual.
3.º Iniciación a la Actividad Emprendedora y Empresarial.
4.º Música.
5.º Segunda Lengua Extranjera.
6.º Tecnología.
7.º Religión, sólo si los padres, madres o tutores legales o, en su caso, el 
alumno o alumna no la han escogido en la elección indicada en el apartado 4.b).
8.º Valores Éticos, sólo si los padres, madres o tutores legales o, en su caso, 
el alumno o alumna no la han escogido en la elección indicada en el apartado 4.b)

(Habrán observado que  lo mismo pasa con las artes plásticas)

Puede comprobarse todo esto en el siguiente enlace a la Ley Orgánica de ¿Mejora? de la Educación:
Véanse pags. 13 - 18 Primaria y Secundaria y 23 - 26 Bachillerato  de la LOMCE

Hasta aquí, los datos. Ahora, alguna que otra opinión.

Sí; volvemos al pasado, como en tantas otras cosas. El que quiera aprender música, al conservatorio (ese lugar "solo para músicos de verdad" en el que parece un  imposible entrar) o a las escuelas municipales, en las que tampoco hay plazas suficientes y que están en deplorable situación.

En la vida de nuestros estudiantes ha de haber sitio para todo; eso no les perjudicará en nada; baste con ver los resultados obtenidos en la última década. Alumnos excelentes formados en  nuestro sistema público  han cursado brillantemente sus carreras y son hoy nuestros  médicos, enfermeros, abogados, ingenieros o científicos, reconocidos y  excelentes profesionales que destacan además en otros países. Ellos estudiaron música en el colegio y en el instituto. 
Por este camino jamás podremos alcanzar el nivel educativo de los países potentes ni un puesto digno en los tan cacareados informes  PISA que tan sorbido el cerebro nos tienen. Sobre este particular recomiendo la lectura de la breve y acertada reflexión que hace Federico Mayor Zaragoza (que algo sabe de educación, creo yo) en su blog; Educación: ¿sólo Informes PISA?

Y ya que hablamos de  cerebro dejo algunos estudios encontrados en un rápido paseo por la red. Más de un "descerebrado" debería leerlos.
  • Jordi. A Jauset. Cerebro y música, una pareja saludable. Las claves de la neurociencia musical. 
  • Lo que opina sobre la relación entre la Música y el cerebro Stefan Koelsch, doctor en neurociencia, músico y psicólogo, neurobiólogo y sociólogo. (Entrevista en el enlace)
  • Según Robert Zatorre, neurocientífico del Instituto Neurológico de Montreal, las actividades musicales —escuchar, tocar, componer— ponen a funcionar casi todas nuestras capacidades cognitivas. Muchos neurocientíficos se interesan en la neurofisiología de la música porque ésta puede revelar muchas cosas acerca del funcionamiento general del cerebro.(El cerebro y la música)
Y así, podríamos seguir largo y tendido....


Por cierto; se me olvidaba recordar que, además de todo lo expuesto, a los niños y a los jóvenes, por lo general, les encanta la clase de música, aunque, claro, eso no tiene ninguna importancia.


* Para quien no lo sepa: CEIP  es el acrónimo de Centro de Educación Infantil y Primaria